John Bradbury, adiós al batería más elegante

Publicado por el dic 29, 2015

Compartir

IMG_2312

Hoy, tras la triste desaparición de John Bradbury, el batería elegante por excelencia, miembro de The Specials y de Special AKA, es un buen momento para recordar el ska, el ritmo con el que creció en su adolescencia la todavía llorada Amy Winehouse.

La importancia del papel jugado por Chris Blackwell y Matt Stringer, productores de Island, en la música pop británica, al insertar el ska en su ADN, es digna de ser reseñada. Ellos introdujeron el sonido del ska, desde sus inicios hasta la maduración del estilo en los sesenta, grabando a The Skatalites temas como “Guns of Navarone” (1965).

El propio sello Island editó en 1997 una retrospectiva fantástica en dos volúmenes: Ska´s the Limit, Volume 1, 1959-1964 y Rythm and Blues Beat, Volume 2, 1964-1969. Ahí quedaba reflejada la transición del ska al rock steady en la pieza de Delroy Wilson “Dancing Mood” (1966). También se daba a conocer a la superestrella del reggae Desmond Dekker grabando el clásico “Israelites” en 1968. Blackwell introdujo asimismo en Inglaterra piezas básicas en el desarrollo del soul americano, como “Harlem Shuffle” (1965) de Bob & Earl, más tarde versioneada por Mick Jagger, o “Barefootin´” (1966) de Robert Parker.

La genial intuición de Blackwell no tiene parangón, es un caso raro de integración de una música eminentemente exótica al oído europeo como es el ska en un tiempo en el que lo que se llevaba en Inglaterra, a la hora de importar ritmos, era el blues, el rock & roll, el soul y su traducción al lenguaje de los Beatles.  

La idea de Blackwell no cuajó de inmediato, apenas si hay rastro de ska entre los discos de la época, a excepción de Spencer Davies Group (que graban en Island), y poco más. Hubo que esperar a finales de los setenta cuando en determinados barrios londinenses con alta presencia de jamaicanos, como Peckham o Brixton, se produce un meltin´pot riquísimo, músicos blancos y negros que se juntan para ensayar. Surgen así grupos tan originales que aún hoy son recordados y añorados, como The Selecter, Madness, The Specials, o The Beat. Pero hay más, la presencia del ska es patente en muchas otras bandas de aquellos años, como The Police, Elvis Costello, Graham Parker, hasta el propio Nick Lowe.

 Aquí en España surgen también grupos de ska, o que incorporan el ska, como en el primer disco de Radio Futura, Los Elegantes, Decibelios, Ilegales, Kortatu y, sobre todo, otros asturianos hoy un tanto olvidados que se llamaban Los Stukas. Y más, como los murcianos Farmacia de Guardia, The Refrescos…

Al otro lado del charco, Deborah Harry y su grupo Blondie convertirán en hit una excelente versión de una delicada canción de ska perezoso titulada “The Tide is High” y firmada por The Paragons en 1968, también grabada para Island.

Sí, el ska sigue siendo un ritmo vibrante, aunque hoy no ande en su mejor momento, y John Bradbury el batería más elegante de la historia (del ska), la personificación del cool. En la grabación junto a Special AKA de ese tema grandioso que es “Nelson Mandela” firmado por su compañero el organista, compositor y cantante ocasional Jerry Dammers, John Bradbury consigue que su sola batería, sin más percusión adicional, parezca una batucada de cincuenta miembros, y eso teniendo en cuenta que en la grabación “compite” su instrumento con diez vocalistas que acompañan a Stan Campbell, mas guitarra de John Shipley, bajo de Gary McManus, corneta, flauta, saxo, y otros metales. Bajo la producción de Elvis Costello, es Mr John Bradbury en su mejor momento.

Se fue un gentleman de la música y un defensor a ultranza de la convivencia rica y alegre entre culturas. Entre las canciones de las que es coautor Bradbury en este disco de 1984 con Special AKA está «Racist Friend»: “If you have a racist friend, Now is the time Now is the time, for your friendship to end”. Aquí Amy Winehouse compartiendo escenario con John Bradbury. En el cielo hoy, quizá estén bailando ska.

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2015

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2015
L M X J V S D
« nov   ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Twitter