Los campos magnéticos de Scott Fagan

Publicado por el Nov 23, 2015

Compartir

stephinlarge_550_tmp_2F1444159159497-af9l5kwjrmeljtt9-800a8cfe1f819e6ff91e9bf72c693f64_2F5055869536820

Esta es una historia cuando menos sorprendente: imaginen que entran en una tienda de discos y al llegar al cajón de cantautores folk de los sesenta cogen uno llamado South Atlantic Blues (Atco, 1968). En la portada una foto en primer plano de un joven llamado Scott Fagan. Tal vez no sea la primera vez que oyen hablar de él, porque en el MOMA de Nueva York está colgada una litografía del artista Jaspers Johns del vinilo, titulada sencillamente “Scott Fagan Record”.

Pues bien, imaginen que observan detenidamente la foto con incredulidad absoluta, puesto que el retrato resulta ser de ustedes mismos. Esto es lo que le sucedió a Stephin Merrit, del grupo Magnetic Fields, cuando años más tarde descubrió atónito que Scott Fagan era su viva imagen. Investigando, acabó por descubrir que era hijo de Fagan, quien había tenido un primer hijo con Patricia y tres hijos más con otras mujeres. En el caso de Stephin, de un  flirteo que el cantante había tenido con su madre en Saint Thomas. Merrit lo anunció en directo en un programa de radio.

El sello Light in the Attic Records acaba de reeditar el álbum de debut de Scott Fagan el pasado 18 de noviembre, un disco que recuerda mucho a los trabajos de David Bowie, sobre todo en la voz, y a Donovan, en su mezcla de jazz, blues y folk. A Fagan lo había contratado Doc Pomus  tras una audición en el Forrest Hotel, situado cerca del famoso Brill Building. Enseguida se puso a trabajar con Pomus y Shuman, componiendo entre otras “I´m Gonna Cry Til My Tears Run Dry”, un éxito en las voces de Irma Thomas y luego también Linda Rondstadt.  Estuvo apunto de ser el primer disco salido del sello Apple después de los Beatles, pero al final terminó fichando para la subsidiaria de Atlantic Records, que en 1968 fue quien editó “South Atlantic Blues”.

Cuando Stephin Merritt escuchó aquellas canciones grabadas en los sesenta por su padre biológico, no se reconoció en ellas. Todo lo contrario declaró Scott Fagan en 1999 tras la publicación del laureado 69 Songs de los Magnetic Fields: “cuando escuché todas esas canciones, pensé que tanto las letras como las melodías podía haberlas compuesto yo mismo. Sentía aquellas canciones como mías, el chico sonaba igual que yo”.

El susto inicial se le acabó pasando a Stephin Merritt, y así fue como en 2012 se conocieron personalmente por primera vez. Ahora Scott Fagan, hombre de talento reseñable, tiene una segunda oportunidad de llegar al público gracias a esta cuidada reedición, que recoge una copia de la litografía original del artista Jaspers Johns y catorce canciones originales de Fagan, además de una canción inédita de Doc Pomus rescatada de un acetato de 1965 bajo el título de “All For The Sake of Love”.

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2015

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2015
M T W T F S S
« Oct   Dec »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Twitter