Neil Young a los 70

Publicado por el nov 12, 2015

Compartir

 

JSP0005-18A-A-LINeil Young, ese chico solitario y enigmático de Toronto, no es un músico más de rock & roll, aunque también. Neil Young llama a la devoción. Nunca ha necesitado promotores ni testigos. Por no necesitar, no ha necesitado ni siquiera de una gran voz. Neil Young es el mejor de todos. Es el profeta. Más de treinta discos. Desde hace unos años completada su carrera con la publicación paulatina de los llamados Neil Young Archives. La publicación en 2006 del concierto en el Fillmore East de 1970 daba el pistoletazo de salida a este trabajo de arqueología en torno a la vida y obra de Neil Young. Por esa época Neil, tras la desaparición de Buffalo Springfield, ya encumbrados gracias a la inrockuptible «For What It´s Worth» -canción ideada por Stills a raíz de la represión contra los manifestantes que hicieron una sentada en Sunset Strip para protestar por la negativa de los comerciantes a vender a los clientes desaliñados y de cabellos largos-, anda a caballo entre el proyecto de Crosby, Stills, Nash & Young que Stills puso sobre la mesa de Atlantic y la grabación para Reprise -donde grababa Joni Mitchell y Randy Newman- de sus tres primeros y magistrales álbumes.

La amistad y sus enemigos, haciendo del deseo realidad y de la realidad, deseo. Mientras tanto, los amigos en el desarraigo. Qué se le va a hacer. C´est la vie. Siempre se ha dicho que son siempre los mejores los primeros en irse. Desde hace décadas, hay que añadir que son los mejores los primeros en irse… al extranjero. Como ese amigo, devoto de Neil Young, que pasó de estudiar lenguas eslavas a echar raíces en un recóndito pueblo de la costa oeste.

rothschild_fillmore_east«Everybody Knows This Is Nowhere», una de mis preferidas del músico canadiense, inscrita en el disco homónimo de 1969, el segundo junto a Crazy Horse, puede ilustrar «de qué hablamos cuando hablamos de Neil Young». En el concierto de marzo de 1970 en el Fillmore East, sala habilitada para conciertos por Bill Graham en 1968, toca Neil acompañado al piano por Jack Nitzsche -el creador de «Needles & Pins»-, la guitarra de Danny Whitten (la última vez acompañando a Neil Young), y la sección rítmica de los “caballo loco” Ralph Molina al bajo y Billy Talbot a la percusión. Seis gloriosas interpretaciones de temas de sus primeros dos discos, donde destaca una extensa versión del «Down By The River» y «Cowgirl In The Sun» con la que se cierra el concierto. Definitivamente, cabe decir que Neil Young, con conciertos como éste, es capaz de hacer que te reconcilies con la vida y que el mundo se convierta de nuevo en un lugar habitable.

 

 

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2015

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2015
L M X J V S D
« oct   dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Twitter