Grateful Dead, la banda del tío John

Publicado por el Sep 3, 2013

Compartir

imagesCA2T66SXHay bandas de rock que no pueden volver a repetirse. Una de ellas es Grateful Dead, una implosión de talentos del área de San Francisco que extendió los límites de la música rock y puso a toda una generación a sus pies, haciendo de sus conciertos auténticas peregrinaciones por los diferentes Estados de América, la de los denominados deadheads, una auténtica comunidad cuya vida giraba en torno a los conciertos de la banda. La película Forrest Gump -retomando a su vez una escena de La vida de Bryan– jugaba con la sátira para referirse a ese poder de convocatoria, entre lo crístico y lo profético, de los Grateful Dead.

deadPero lo cierto es que tales peregrinaciones tenían bases sólidas en las que fundarse. El talento de Jerry García a la guitarra, su capacidad de improvisación continua, iba unido a la poesía de las letras de Robert Hunter, el distintivo sonido de la guitarra rítmica de Bob Weir, el grado de conocimiento y experimentación del bajista Phil Lesh y la maestría indiscutible de Mickey Hart, más que un batería un investigador de las posibilidades de la percusión en todos los sentidos y que se unía en el escenario al otro batería, Bill Kreutzmann. La banda utilizaba desde el principio los teclados de Ron McKernan hasta su muerte en el 73, y se completaba con los Godchaux, Keith y su mujer Donna Jean que también cantaba.

8858424e50dcd2cd6456f5df27ef2f3bA partir de 1965 y durante la siguiente década Grateful Dead forjarían una leyenda irrepetible con sus más de 2300 conciertos que se prolongaban durante horas y donde se repartía suficiente comida y bebida para hacer soportable la experiencia comunitaria.

Jerry García junto a Robert Hunter grabaron piezas deliciosas que transmiten sensaciones astrales y buenos sentimientos. Tal vez por ello es uno de los grupos de cabecera cuando se hace referencia al movimiento hippie que va del 67 al 69 tocando techo en el festival de Woodstock.

De cualquier forma no hace falta ser un hippie para poder apreciar la belleza de las canciones de Grateful Dead, como”Eyes of The World”, “Pride of Cucamonga”, “Casey Jones”, “Sugar Magnolia”, “Touch of Grey” y tantas otras.

A mí siempre me ha gustado mucho “Uncle John´s Band”, una canción que uno no sabe si es de The Byrds, de George Harrison o de Dylan. Pues no, es de Jerry García y Robert Hunter, dos ángeles extraviados en nuestra querida nave terráquea. Hunter sigue vivo, no así Jerry García, muerto en el verano de 1995. Sus canciones fueron pensadas desde algún espacio interestelar. Y hacía allí se elevan en las noches de luna llena. Compruébalo.

 

 

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2013
M T W T F S S
« Aug   Oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Twitter