Deja de bailar… a Gladys Knight

Publicado por el May 31, 2013

Compartir

Hay cantantes con más fortuna que otras. Gladys Knight & The Pips tuvieron su momento de gloria con la primera versión del “I Heard It Through The Grapevine” de Norman Whitfield para la Motown de Berry Gordy. La mala suerte le vino por un huracán llamado Marvin Gaye, que grabaría la misma canción al año siguiente eclipsando el trabajo de Gladys y sus Pips.

pips5A Gladys Knight & The Pips, naturales de Atlanta, Georgia, los decubrió el capo del sello Tamla Motown Berry Gordy en el legendario escenario del teatro Apollo situado en Harlem, el mismo que vio nacer a tantas estrellas. Por sus tablas pasaron los más grandes y no solo de la música soul, desde James Brown hasta Buddy Holly. Después de ver a Gladys, Berry Gordy fichó al grupo vocal para que grabaran en su ya exitoso sello discográfico afincado en la ciudad de Detroit.

Gladys Knight grabará entonces “Got Myself a Good Man”, una canción de funky sideral firmada por Norman Whitfield, uno de los mejores compositores del sello, dentro del álbum Nitty Gritty en 1969. La poderosa estructura de la canción no pasó desapercibida para un conjunto bastante oscuro de latin soul denominado Pucho & his Latin Soul Brothers, quienes no tardaron en hacer la réplica instrumental en clave acid jazz del “Got Myself a Good Man” pocos meses más tarde en su LP Jungle Fever para el prestigioso sello de jazz Prestige.

La fortuna hizo que los clubes de todo el planeta redescubrieran aquel hit de Pucho en el renacer del latin soul a partir de la fiebre del acid jazz en los primeros años de la década de los 90. Lo que pocos sabían es que además de redescubrir a Pucho, a Bernard Purdie, a los sellos Prestige y Blue Note y a tantos de los músicos y artistas del Harlem nuevayorquino, estaban reivindicando a Gladys Night & The Pips, acaso la más solvente de las cantantes soul de todos los tiempos a la hora de fundir el soul y el funk.

PuchoooPero la historia volvió a repetirse: la versión de Pucho & his Latin Soul Brothers se convirtió en pieza de culto en los clubes de todo el mundo, una orgía de percusión de Bernard Purdie, con los endiablados timbales de Henry Pucho Brown y la increíble flauta de Seldon Powell en una banda de once músicos que se mueve  entre la descarga y el funk en un crecendo inigualable en su estilo.

El disco Jungle Fever se grabaría en los estudios de grabación del inimitable Rudy Van Gelder en enero de 1970. De nuevo, la original, la de Gladys Knight, quedaba eclipsada al año siguiente de haber salido, lo mismo que le ocurriera con Marvin Gaye.

La versión de Pucho es tan original que apenas si recuerda a la de Gladys. Aunque no olvidemos que gran parte del mérito se lo debemos a Norman Whitfield y al hombre con más olfato para descubrir y explotar el talento, ese gigantesco personaje llamado Berry Gordy.

Tanto una como otra versión, cada una en su estilo, se antojan hoy día igual de atractivas para seguir sacando brillo a la pista de baile. No dejen de hacer la prueba.

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2013
M T W T F S S
    Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Twitter