El Maelstrom de Radio Birdman

Publicado por el May 22, 2013

Compartir

 

Radio Birdman Deniz Tek y Pip Hoyle decidieron seguir estudiando medicina. Es lo que contestaron a la propuesta de Seymour Stein, presidente de Sire Records, tras grabar la segunda versión de su primer larga duración en 1977, de dejarlo todo por la música. Indirectamente, la avidez de Seymour Stein, por otro lado culpable desde su sello de la aparición de grupos de la magnitud de The Ramones, Talking Heads, The Replacements o The Saints, había convertido en leyenda a Radio Birdman. Uno de los mejores discos de rock and roll de todos los tiempos, Radios Appear, y su directo legendario, fueron visibles lo mismo que una estrella fugaz. En una línea subterránea su influencia ha sido de tal intensidad que la canción “Descent into the Maelstrom”  aparece como una revelación entre Burroughs y Dylan: la de su fuerza centrípeta.
El rock and roll desde Radio Birman se define de otra manera, aun recogiendo el carácter de catarsis, de participación comunitaria entre músicos y público propia de los conciertos de rock. Si éste fue un elemento que define el rock and roll desde sus orígenes en los años 50, solamente fue recuperado como en un nuevo renacimiento a partir de la explosión del punk y sus múltiples manifestaciones posteriores.
Aunque a Radio Birdman se le atribuyen seguidores más allá del punk, en otros movimientos como la escena de Seattle o el trash metal, lo cierto es que la línea que abrieron fue tan particularísima que no ha podido ser seguida por nadie, a excepción del grupo nacido de sus propias cenizas, The New Christs.

Birdmnlogo

A propósito del punk -fenómeno cultural al que se dedica en estos días una exposición centrada en los aspectos estéticos en el Metropolitan Museum of Art, “PUNK:, chaos to couture”, desde el 9 de mayo al 14 de agosto- y la disputa sobre si fue antes Londres o Nueva York, lo cierto es que gran parte de lo mejor de este movimiento, en el terreno musical, no vino desde ninguna de las dos, sino desde Sydney, Australia, y los conciertos del Oxford Funhouse de Sydney.

 

Es cierto que Radio Birdman nunca llegaron a convertirse en iconos del punk como The Ramones, y tampoco sus camisetas con su característico logotipo  pueden encontrarse temporada tras temporada en las cadenas de tiendas de moda juvenil. Aunque como ocurre con todo, antes o después a alguien se le ocurrirá la idea. Radio Birdman seguirán en el underground irremediablemente porque su música nunca fue compuesta para las masas.
Ni falta que hace, “Descent into the Maelstrom” es una máquina perfecta en torbellino noruego de una matemática precisión para ordenar la energía caótica en forma de música. La experiencia de escuchar a Radio Birdman en concierto es, treinta y cinco años después, toda una celebración.

 

Compartir

ABC.es

Música para la NASA. © DIARIO ABC, S.L. 2013

Una propuesta imaginaria de llevar canciones representativas de lo mejor de nuestra música al espacio, en una selección que abarca el universo del folk, el pop... Más sobre «Música para la NASA.»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2013
M T W T F S S
    Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Twitter