El año corre hacia el despeñadero, pero con libros formamos una barrera frente al mar

El año corre hacia el despeñadero, pero con libros formamos una barrera frente al mar

Publicado por el dic 22, 2014

Compartir

 

 

Balance 2

 

Los últimos días del año adquieren una extraña aceleración. Como si sospecháramos que algo va a ocurrir, algo que nos va a cambiar la vida. Se mezclan en el matraz del cerebro la realidad y el deseo, lo que nos gustaría que sucediera con la conciencia de lo que arrastramos y de lo que nos rodea. Por eso conviene recordar con Santa Teresa que «se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas» que por las que nadie, al otro lado del confesonario de la tarde, atendió. Por eso, antes de acercarnos al mar para comer las uvas dulces de los que tenemos esa suerte, hago un arqueo de los libros que a lo largo del último año he ido levantando, como una torre de Montaigne (la del deseo de leer, la del deseo de tener tiempo de vivir y por lo tanto de leer), y que ni siquiera he terminado ni de leer ni de llevarme a casa para que esperen la ocasión propicia.

 

Balance 3

 

aculturación: Sucesión de cambios culturales que se producen cuando una persona, grupo o comunidad entra en contacto directo y continuo con otro sistema cultural diferente al propio. Es un fenómeno progresivo y dinámico que implica necesariamente una transformación en las prácticas y en los valores culturales. Aunque los cambios se pueden producir en ambas sociedades, siempre afectan más en una dirección, puesto que hay un desequilibri0 de poder entre las culturas en contacto, como se demostró, por ejemplo, en la colonización española de las Américas. El término se acuñó a fines del siglo XIX dentro de la antropología social norteamericana, de la mano de figuras como Franz Boas, Margaret Mead o William J. McGee.

Lerdys Heredia y Alfonso Ortega (directores de la obra), Diccionario LID. Migración y extranjería. LID Editorial Empresarial. Madrid, 2014

 

«Foi precisamente em Minas Gerais, cinco dias depois, que encontrei uma réplica lúcida ao que vinha pensando. Pois eu só penso por reação ao mundo tangível, não nasci para outra coisa. Ruídos, chuva, a imagen das ruas desertas ou povoadas, eu apenas assinalo pontos estratégicos ao nível do chão, ainda que por vezes aspire à luz das estrelas».

Lídia Jorge, ‘Brasil, ressaca e paixão’. Jornal de Letras, Artes e Ideias, ‘Diário’, 10 a 23 de diciembre, 2014

 

Balance 4

 

«Siente una vergüenza enorme y sale corriendo, corre las seis o siete cuadras que lo separan de su casa, se para en el portón y espera a que se le calme el resuello. La noche está cayendo y la casa está en penumbras, pero debajo de la enramada ve la brasa del cigarrillo de su padre que sube y que baja, como una diminuta luz mala».

Selma Almada, Ladrilleros. Lumen. Barcelona, 2014

 

centro de internamiento: Establecimiento público perteneciente al Ministerio del Interior donde se encuentran retenidos los inmigrantes en situación administrativa irregular mientras se resuelve su procedimiento de expulsión, retorno o devolución. En España, una vez abierto un expediente administrativo sancionador por alguno de los supuestos en los que puede proponerse la expulsión del territorio español en virtud de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España, el juez de instrucción podrá disponer el ingreso del extranjero en un centro de internamiento mientras se realiza la tramitación del expediente sancionador. El internamiento durará lo que exija el expediente, siendo su duración máxima de sesenta días. No puede acordarse un nuevo internamiento por las causas previstas en un mismo expediente.

Lerdys Heredia y Alfonso Ortega (directores de la obra), Diccionario LID. Migración y extranjería. LID Editorial Empresarial. Madrid, 2014

 

Balance 5

 

«A los trece años debe abandonar su país y huir a Francia con su madre. Era gallega, de La Coruña y había estudiado en Madrid. Su padre, Santiago Casares Quiroga, fue el último jefe de gabinete republicano durante la presidencia de Azaña; era la época de la Guerra Civil española.

(…)

Combate

“Nunca tuve conciencia de que mi profesión iba a ser el teatro. No la tuve ni siquiera cuando me dijeron que tenía que hacer teatro. Dije sí, pero porque tenía una vitalidad increíble y me gustaba… Lo tomé más bien como un juego, como un deporte; si quiere usted, como un combate, una manera de ganar algo allá, en París. Antes de marcharme de España, había hecho dos obritas. Una, de Benavente, y también preparamos un espectáculo con los hijos de los intelectuales de Madrid; era un romance de ciegos; era solamente mimo lo que hacíamos. Y también hubo una obra de Isabel de Palencia, en la que yo hacía la Tierra, me parece. Ya empecé entonces con los personajes símbolos, que luego me persiguieron mucho”».

Francisco Urondo. Obra periodística. Crónicas, entrevistas y perfiles 1952-1972. ‘La Casares’. Adriana Hidalgo Editora. Buenos Aires, 2013

 

«Las mujeres dan a luz a caballo de una tumba, el día resplandece un instante y enseguida vuelve la noche».

Pozzo en Esperando a Godot, Samuel Beckket

 

derecho de sangre: Criterio de atribución para la determinación de la nacionalidad basado en la relación de filiación (en la sangre) con independencia del lugar de nacimiento de la persona. Se tiene en cuenta igualmente en algunos supuestos previstos por la ley para la vecindad civil. De aplicación en la mayoría de legislaciones europeas, en la práctica los hijos de nacidos españoles tienen la nacionalidad española. También conocido como ius sanguinis.

Lerdys Heredia y Alfonso Ortega (directores de la obra), Diccionario LID. Migración y extranjería. LID Editorial Empresarial. Madrid, 2014

 

Balance 6

 

«Le entregó las dos cartas. La de Fahir era breve y estaba llena de un montón de quejas absurdas. Daba la impresión de estar dispuesto a olvidar todos sus errores pidiéndole a Nuran un único acto de perdón. Sin embargo, la carta de Suat era extraña. Aquel hombre casado, aun sabiendo que Mümtaz y Nuran se amaban e iban a casarse, le hablaba de amor, la llamaba, le pedía que fuera con él. Era como si aquel amor de hace diez años o más hubiera estallado como un volcán al mismo tiempo que sus enloquecidos pulmones y en lugar del bacilo de Koch esparciera encendidas palabras, quejas y ruegos. Contaba detalles íntimos de su vida matrimonial, describía el sinsentido de su vida lejos de Estambul y repetía una y otra vez que no podría ser feliz con nadie sino con Nuran. No se acordaba de su mujer ni de sus hijas».

Ahmet Hamdi Tanpinar, Paz. Traducción de Rafael Carpintero Ortega. Sexto Piso. Madrid, 2014

 

«¡Ole, mi chocho! ¡M’a tocao un queso!». Expresión de una gitana en un súper de Madrid al descubrir la cajera un queso dentro del detergente

 

domicilio: Lugar donde la persona reside a efectos jurídicos y en el que se ejercitan derechos, deberes y obligaciones. Aparece reconocido constitucionalmente como derecho fundamental, lo que supone su inviolabilidad por un lado, y la libertad de elección del mismo por otro. Es necesaria su comunicación a la Administración, con el objeto de poder recibir notificaciones y avisos en el mismo, determinar la ley aplicable al nacional o extranjero, o fijar la competencia de jueces o autoridades administrativas en caso de infracciones.

Lerdys Heredia y Alfonso Ortega (directores de la obra), Diccionario LID. Migración y extranjería. LID Editorial Empresarial. Madrid, 2014

 

Balance 7

 

«CORO: ¡Miren, miren a Antígona!

Viene para ser juzgada.

Como un fantasma entre los vivos.

Como una sombra entre los muertos.

No es como nosotros.

Ni como ellos.

No la quiere el Infierno.

Y la rechaza el Cielo.

¡Miren, miren a Antígona!

Poderosa y débil a un tiempo.

Inocente y culpable.

Culpable.

ANTÍGONA: Como una máscara de hielo se ha posado sobre mi frente.

Me aprieta el rostro este dolor como si quisiera descarnarlo hasta los huesos, arrancando la máscara de mi sangre».

José Bergamín, Antígona. Cuadernos de Repertorio. Conaculta / Compañía Nacional de Teatro. México D. F., 2013

 

«Beckett optimista: “Winnie no se suicida y puede hacerlo”, decía Giorgio Strehler cuando dirigió Días felices. “En el primer acto tiene una pistola en la mano, pero nadie se ha suicidado nunca en una obra de Beckett”».

Marcos Ordóñez, ‘Samuel Beckett sigue en pie’. El País, 22 de diciembre, 2014

 

emigrar: Abandonar un lugar para establecerse en otro, dentro de un mismo país o de un país a otro. Puede tener un carácter definitivo, temporal o ser de larga duración. Toda emigración lleva como contrapartida posterior una inmigración en el país o lugar de llegada. La llegada del emigrante a la sociedad receptora lleva implícito un choque entre dos culturas diferentes, por lo que debe seguirse un proceso adaptativo recíproco, basado en el enriquecimiento compartido de la diversidad mutua. El etnocentrismo y los estereotipos culturales presentes en el país de destino pueden dificultar la integración del emigrante.

Lerdys Heredia y Alfonso Ortega (directores de la obra), Diccionario LID. Migración y extranjería. LID Editorial Empresarial. Madrid, 2014

 

Justicia

 

«Cientos de miles de personas pobres van a la cárcel cada año sin haber hablado siquiera con un abogado, y quienes sí se reúnen con uno por un delito de drogas a menudo pasan apenas unos minutos comentando su caso y las posibles opciones, antes de tomar una decisión que afectará profundamente el resto de sus vidas. Como comentaba un abogado defensor a Los Angeles Times: “Son llevados como ganado [hasta la sala del juzgado], se levantan a las tres o las cuatro de la mañana. Entonces tienen que tomar decisiones que cambian el curso de su vida. Puede imaginarse lo estresante que es eso”».

Michelle Alexander. El color de la justicia. La nueva segregación racial en Estados Unidos. Traducción de Carmen Valle y Ethel Odriozola. Capitán Swing. Madrid, 2014

 

«Pese a todo, parece decirnos Beckett, siempre puede surgir un inesperado rebrote en el árbol seco: debemos seguir moviéndonos aunque no vayamos a ninguna parte, debemos seguir jugando aunque todos hayan mostrado ya sus cartas. De gesto en gesto, de palabra en palabra, los protagonistas de su obra trazan un nombre secreto en la arena: salvación, aquí y ahora. No veo absurdo en Beckett. Nos habla de necesidades esenciales: comer, dormir, buscar compañía, buscar la manera de pasar la noche».

Marcos Ordóñez, ‘Samuel Beckett sigue en pie’. El País, 22 de diciembre, 2014

 

pasaporte: Documento que acredita la identidad y nacionalidad de una persona, expedido por las autoridades competentes y que se requiere para viajar y permitir la entrada a un país distinto al de origen. Se trata de un documento individual, público, personal e intransferible, si bien existen pasaportes colectivos para menores de 21 años que realicen viajes con motivo de peregrinaciones o excursiones y siempre que exista reciprocidad con el país de destino. El pasaporte generalmente resulta documento suficiente para viajar y permitir la entrada en el territorio de un Estado al ciudadano de otra nacionalidad, aunque en algunos países se exigen visados o permisos adicionales para tal fin. También conocido como pasaporte ordinario. 

Lerdys Heredia y Alfonso Ortega (directores de la obra), Diccionario LID. Migración y extranjería. LID Editorial Empresarial. Madrid, 2014

 

Balance 8

 

DEL MAR ESPERO BARCOS, PECES, OLAS…

 

Del mar espero barcos, peces, olas;

del cielo nada más que sol y viento,

la lluvia, el arco iris y el aliento;

de la tierra no verme en ella a solas.

 

Espero de la tierra no hacer colas

ni así hormiguear buscando mi sustento;

quiero en todo ganar el mil por ciento

y pasármelo todo por las bolas.

 

No quiero nada más que lo imposible

yo que, modestia aparte, lleno el mundo:

el pez más grande y menos comestible:

 

hacer en paz la guerra a medio mundo

y a la otra mitad. Indestructible,

plaga del pobre, horror del vagabundo.

 

Enrique Lihn, Poesía, situación irregular. Visor. Madrid, 2014

 

 

«“Llegará un día”, dice Winnie, “en el que tendré que aprender a hablar sola”. Premonitorias palabras, porque en sus últimos años Beckett escribe monólogos cada vez más breves, más despojados y más amargos (Not I, That Time, A piece of monologue, Rockaby) siempre girando en torno a los mismos temas: soledad, vacío, locura, pérdida, muerte, memoria rota, peso del pasado. Voces solitarias y flotantes, que caen en el vacío como un fluido oscuro. Es un Beckett que ya ha recibido el Nobel (cuyo dinero rechazó), al que todos consideran un clásico incontestable, pero que sigue escribiendo, “moviéndose en alguna dirección” como cualquiera de sus personajes, para no quedarse quieto, inmóvil en el pedestal; un Beckett que prefiere, como dice después de haber terminado Not I, “work standing still prior to lying down”, seguir en pie, trabajando, en vez de tenderse, de dejarse abatir».

Marcos Ordóñez, ‘Samuel Beckett sigue en pie’. El País, 22 de diciembre, 2014

 

Balance 1

 

Hasta aquí esta noche de invierno, oscura, y sin embargo animada. Una noche distinta, y sin embargo parecida a otras vísperas de Nochebuena, en la redacción, comiendo higos, no comiendo nada, escuchando voces, no diciendo esta vez nada. Esta mañana, mientras esperaba el autobús, hice esta foto del cielo de Madrid y la subí a Instagram con un breve pie de foto: «Intentando portarme bien con el cosmos el día de la lotería, querida Wislawa». Buenas noches. Que el año que se acerca dando grandes zancadas nocturnas no nos devore el sueño, pero que tampoco atienda todas nuestras plegarias.

 

 

Compartir

ABC.es

Lluvia racheada © DIARIO ABC, S.L. 2014

Este blog está dedicado a la meteorología cultural y política, el teatro de nuestro tiempo, el periodismo y las sombras corredizas.Más sobre «Lluvia racheada»

Calendario
diciembre 2014
L M X J V S D
« nov   ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031