Gema Álava sigue tensando con sutileza el alambre sobre el que avanza en la oscuridad

Publicado por el oct 25, 2013

Compartir

 

foto-gema

Ante el aguacero cabe lamentarse. Ante la noche, encerrarse. Ante el futuro, temblar. Ante el presente, esperar a que escampe.

Nada de eso hace Gema Álava. Tampoco Twin Gallery. Mucho menos Herman Moreno.

Tell me the truth. Es decir Dime la verdad. Y dos fechas: 2008-2013. Es el título de la primera exposición individual en España de una artista que lleva explorando la realidad en Nueva York desde hace muchos años.

Basta ver la fuerza de esos clavos hincados en la superficie del mundo, que es también la superficie de la voluntad, la resistencia a alterar el curso de las cosas. Y basta acaso ver la de los hilos con los que Gema pone en tensión nuestra propia elocuencia, la palabra que se niega a ser arrastrada, la razón que se niega a ser doblegada, la pasión que se niega a ceder el campo al abatimiento, al no hay nada que hacer, a está la historia escrita.

Es un cuento tan viejo como contemporáneo. A fin de cuentas, ¿qué carajo estamos haciendo aquí?

Conocí a Gema Álava hace seguramente casi una quincena de años en Nueva York gracias a una ventana de una galería de West Broadway que me llevó a descubrir la fuerza de una caligrafía de la fragilidad que era toda una forma de resistencia contra los avatares de la existencia, las pruebas que la vida nos lanza, como un guante que a veces parece de seda y otras de acero.

Dime la verdad 2008-2013 consta de una serie de fotografías (escenas de la lucha entre un clavo y un hilo anclados en el suelo) y un hermoso librito gris y bilingüe en el que Julián Casanova, Claudia Calirman, Luis H. Francia, Michael Gallagher, Anna Grau, Shamina de Gonzaga, John Hemingway, Stépahnie Jeanjean, Herman Moreno, Peri Uran, Ignacio del Valle (comisario de la exposición), Octavio Vazquez, Midori Yamamura y el autor de este post hablan de la posibilidad o imposibilidad de contar verdades dentro de sus respectivos campos. Gracias a una campaña de microfinanciación se han editado 500 ejemplares en los que la lucha entre clavos e hilos y las palabras de la propia Gema y sus 14 compañeros de viaje avanzan por ese alambre sutil que se interna en la oscuridad.

Gema y Fanny

En la fotografía de Corina Arranz se ve a Gema Álava tratando de satisfacer con palabras la insaciable curiosidad de la periodista Fany S. Vasconcellos el lluvioso jueves por la noche en Twin Gallery, donde cuatro mujeres (tres, hermanas; dos, gemelas: Beatriz, Blanca y Cristina Fernández, y Rocío de la Serna) abrireron un espacio para avanzar en la oscuridad del presente sin miedo a la lluvia, a la noche, al futuro, al presente que se desvanece ante nuestros ojos, espejismo y suelo. Está en el número 18 de la calle de San Hermenegildo de Madrid, y es toda una forma sutil y elegante de resistencia. Como otros fenómenos que van calando en la parrilla de Madrid.

[Coda: No conocía a Herman Moreno. Vino a la inauguración de ayer desde Nueva York. En este momento debe estar en un tren camino de Galicia. A instancias de Gema, leyó un fragmento de su contribución a Tell me the truth: «En pocas situaciones el avance de la ciencia -en particular de la tecnología- sustenta una u otra interpretación. Pero en la mayoría de los casos se llega a lo que Nietzsche se refiere como el consensus sapientium, una manera de conciliarse con la expresión "Ahí tiene que haber algo de verdad", la forma tácita de una "norma social" que quizá en la contemporaneidad se ratifique con un premio nobiliario. Una vez esto es aceptado, se convierte en una escritura en piedra y el que se atreve a confrontarla no sólo recibirá el escarnio de la sociedad científica, sino también un bloqueo de recursos que finalmente le doblegará o lo conminará a la experimentación y escritura subliminal». El título de la contribución de Herman Moreno, profesor de neurología, fisiología y farmacología de la Universidad del Estado de Nueva York, y profesor adjunto de neurología de la Universidad de Columbia, es Verosimilitud ostentosa o un paso fuerte pero fiable. Cuando echaron el cierre, las tres hermanas, Rocío, Gema, Herman, Corina y yo nos fuimos al restaurante federal, a un paso de Twin Gallery, y allí este científico de humor zumbón e inteligencia prodigiosa nos hizo una demostración práctica de por qué los colombianos que saben contar historias dejarían muda a Sherezade].

Compartir

ABC.es

Lluvia racheada © DIARIO ABC, S.L. 2013

Este blog está dedicado a la meteorología cultural y política, el teatro de nuestro tiempo, el periodismo y las sombras corredizas.Más sobre «Lluvia racheada»

Calendario
octubre 2013
L M X J V S D
« sep   nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031