La trama de los afectos

La trama de los afectos

Publicado por el May 13, 2013

Compartir

Durante años he sido un devoto oyente de Radio Nacional de España. Programas como “El ojo crítico” me llegaban a emocionar. ¿Puede llegar a emocionar la radio? Ah, ¡cuánta nostalgia de NPR, National Public Radio, la emisora estadounidense que nos acompañó todos y cada uno de los días de Nueva York! Ah, aquel programa de reportajes (algunos de una hora), “This American life”.

¿Por qué han estropeado la emisora tras el último cambio de gobierno? ¿Es que estamos condenados a dar vueltas como pollos sin cabeza en la noria de la estupidez política y con cada cambio de rostros en el ejecutivo hay que cortarle la cabeza al personal para que asciendan los afines?

Carmen Iglesias me dijo en la entrevista que le hice la semana pasada en una sala silenciosa de la Real Academia Española que “el gran fallo de la democracia española es la educación”. Desde que la democracia regresó a esta península del sur de Europa se han cometido, a mi juicio, dos grandes errores: modificar una y otra vez los planes de estudios, hasta acabar de volver locos a alumnos, profesores y padres, y a degradar la calidad de lo que se aprende. Y dejar que cada autonomía explicara su versión de la historia de España con su porción de mitologías y fantasías (¿sin enemigo no hay identidad?) hasta el punto de haber logrado que la trama de los afectos que nos ha mantenido más o menos unidos durante tantos siglos parezca condenada a irse por el desagüe de la historia.

Durante años he sido un devoto oyente de Radio Nacional de España. Ahora me enfada con tanta frecuencia Radio 1 (por vulgar, partidismo, inanidad…) que o bien me voy a Radio 2, o a Radio 3, o regreso a NPR (otra de las cosas buenas de internet).

Entrevistaban a Oriol Junqueras. No había tenido el placer de oírlo. ¡Vaya voz! No encajaba con las imágenes que tenía de él. ¿O sí? Nos enamoramos de voces que nos hacen soñar cuerpos que luego, en la realidad, casi nunca encajan en el cuerpo que nuestra imaginación le había asignado a ese deseo. Tiene una voz casi tan persuasiva como su discurso. Era casi aterciopelada, suave, convincente. Tiene Oriol Junqueras la virtud de no perder los papeles, de no considerar un completo imbécil a su interlocutor. Es de agradecer. No me convenció, pero me hizo pensar, de nuevo, en eso que Arcadi Espada llama “la trama de los afectos”, asunto al que dedicó páginas memorables en su libro “Ebro/Orbe”.

Yo no sé muy bien cómo vamos a restaurar la rota trama de los afectos entre Cataluña y el resto de España, o entre una parte de los catalanes y otra parte de los españoles. En la misma entrevista que hoy subí a la web de ABC, Carmen Iglesias estima en dos generacines el tiempo necesario para retejer esa trama. Creo que Artur Mas y los suyos, con la ayuda inestimable de Oriol Junqueras y los suyos, han hecho mucho para convertir esos afectos en fosfatina. Pero tampoco hemos estado demasiado finos en otros lugares, como por ejemplo los periódicos. Para recuperar una trama hay que ponerse a tejer.

El poeta Miquel Martí i Pol ácaba de publicar en la editoria Nórdica un hermoso poemario titulado “Un día qualsevol”. Es una edición bilingüe. “Un día cualquiera”. Lo abro al azar:

 

“D’aquest estiu no en vull recordar més

que la mirada de complicitat

d’una veïna que prenia el sol

ben nua i va somriure complaguda

quan va adornar-se que la contemplava,

i aquel instant fugaç, irrepetible,

de quietud total, que el món restà

desert de si mateix i era un cristall

transparent i compacte altre vegada”.

 

Es decir:

 

“Solo quiero recordar de este verano

la mirada cómplice

de una vecina que tomaba el sol

desnuda y sonrió complacida

al darse cuenta de que la contemplaba,

y aquel instante fugaz, irrepetible,

de total quietud, en que el mundo quedó

desierto de sí mism y era un cristal

transparente y de nuevo compacto”.

 

El poema se titula “Coses”, es decir “Cosas”. Ah, la foto que ilustra este apunte la tomé mientras comía hoy con mis amigos Rocío y Alexis en un restaurante de Madrid. En cuanto la hice, la envié por Instagram con este pie: “Indicios irrefutables de que el verano ya está aquí”.

 

Compartir

ABC.es

Lluvia racheada © DIARIO ABC, S.L. 2013

Este blog está dedicado a la meteorología cultural y política, el teatro de nuestro tiempo, el periodismo y las sombras corredizas.Más sobre «Lluvia racheada»

Calendario
mayo 2013
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031