La bomba de la fiscal

Publicado por el oct 18, 2016

Compartir

 

En Grecia pasan muchas cosas. Entre ellas, que nadie dimite de un cargo público (salvo muy contados casos). Y les voy a contar un caso reciente para demostrarlo.

Nikos Tóskas, el Ministro alterno de Protección del Ciudadano (antiguamente conocido como Ministerio de  Orden Público) declaró públicamente  el 2 de septiembre que 700 policías destinados a proteger a políticos, funcionarios y otras personalidades de la sociedad griega  volverían a  patrullar las calles y a otros servicios que les necesitaban, junto con 80 vehículos entre coches y motos. Una noticia recibida con satisfacción por muchos griegos preocupados por el aumento de la criminalidad en general y preocupados por la seguridad de sus barrios. Y también mosqueados viendo como periodistas, empresarios y un largo etc. tenían policías vigilándoles, casi como si fuera una cuestión de status (pero sin tener que pagar a un escolta de su bolsillo) y en algunos casos utilizándolos para servicios destinados a sus familias.

Aquí tienen a Nikos Tóskas, Ministro alterno de Protección del Ciudadano, nacido en 1953. Militar de carrera, se jubiló  en el 2005, colaborando con el PASOK posteriormente. Y luego… dio  el  salto del PASOK a SYRIZA como otros muchos.

 

Ν. Τόσκας: Δεν είναι πολιτική η απόφαση για τη φύλαξη προσώπων

Pero un atentado ha obligado al ministro a cambiar sus planes: hace seis días explotó una bomba entre dos coches, situada justo  delante de un edificio de apartamentos en el barrio de Exárjía, en el centro de Atenas. Se trata de un barrio muy conocido por los estudiantes y anarquistas que se manifiestan en él y en el que la policía evita entrar desde que gobiernan los radicales, especialmente los fines de semana. Las señas  del atentado se han publicado en todos los medios : calle Hipocratous 112. Al principio se pensaba que la bomba estaba  destinada a una librería que vende libros de ideología de extrema derecha y se llama “Eleftheri Sképsi” (Pensamiento Libre). Pero finalmente se descubrió que la bomba  era para la Fiscal del Tribunal de Apelación Georguía Tsatáni y lo confirmó la reivindicación del atentado por una organización terrorista griega.

Así quedó la calle trás la explosión

Αποτέλεσμα εικόνας για georgia tsatani

 

La Fiscal Tsatáni  se ha ocupado de casos muy importantes recientemente, pero también de apelaciones relacionadas con  juicios de grupos anarquistas y terroristas. Ella misma sabía que estaba amenazada, había sufrido un atentado en el 2008 y solicitó, cuando se le retiraron los dos policías que eran sus escoltas, que se le mantuviera la protección. Lo hizo con una nota confidencial el 24 de Septiembre. No obtuvo respuesta del ministerio… hasta la explosión delante de su casa el 12 de Octubre. Los autores de la explosión  avisaron por teléfono y de forma anónima  poco antes del atentado, pero no hubo tiempo de evacuar las casas y la fiscal se encontraba en el salón de su piso, situado en el primer piso.

Esta es una de las pocas imágenes que existen de la Fiscal Tsatáni

Αποτέλεσμα εικόνας για georgia tsatani

 

La organización terrorista  Conspiración de Células del Fuego reivindicó el acto  publicando un texto en una página web antisistema afirmando que  tienen un “Plan Nemesis” (de venganza), que la explosión era “un acto simbólico” que  tenía como objetivo a la fiscal Tsatani, a la que acusan de muchas cosas. Entre ellas, de haber rechazado el que se liberara a una presa, Evi Statíri, casada con Gerásimos Tsakalos, un miembro de la Conspiración, “por lo que (Tsatani) contribuyó  a la campaña judicial anti guerrillera y  a uno de los chantajes inmorales contra los revolucionarios anarquistas”. En el texto se amenazaba también al resto de los jueces en general ya que “van a tener que pagar muy caro”sus sentencias. Y el atentado estaba dedicado a cuatro miembros encarcelados de la Conspiración: Gerásimos y Jristos Tsakalos, Yorgos Poidors y Olga Ikonomidu. Todos ellos siguen en la cárcel, acusados de formar y participar en  una organización terrorista mientras que Evi Statíri, que hizo una huelga de hambre y acabó en un hospital estatal, consiguió ser puesta en libertad condicional.

El Ministro Toskas se ha tenido que tragar el marrón: salió del paso  tras la explosión diciendo que “los agentes de policía se destinan a la protección individual de personas y no a la de casas u oficinas”. También anunció que la policía consultará con las asociaciones de jueces y magistrados “para ver cuáles son las necesidades, porque nosotros no podemos saber en qué caso está involucrado cada uno”. Y tras comentar que “los acontecimientos recientes demuestran que nunca podemos ser complacientes”, admitió que su ministerio está preocupado por el atentado. Toskas echó además  la culpa al consejo policial que estudia cada caso concreto y que no se había reunido entre el día que la fiscal envió su solicitud para recuperar sus escoltas y el día del atentado. Insistió en que estas decisiones las toma la policía y no la dirección política del Ministerio de Orden Público o mejor dicho, de  Protección Ciudadana.

La Fiscal recuperó sus escoltas, los demás jueces y magistrados  amenazados suponemos que también y Nikos Toskas no ha dimitido. Esto es Grecia.

 

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

A la sombra de la Acrópolis © DIARIO ABC, S.L. 2016

Kalimera... o buenos dí­as desde Grecia, un país en el que es imposible aburrirse porque pasan a diario cosas extraordinarias. Desde Atenas lo intento reflejar...mientras sigo viajando por el país. Más sobre «A la sombra de la Acrópolis»

Calendario
octubre 2016
L M X J V S D
« sep   nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31