George Martin, el hombre que dio color al sonido de los sesenta

Publicado por el mar 9, 2016

Compartir

Érase un mundo todavía en blanco y negro, en el que ser joven era un mero y rápido trámite hacia la edad adulta.  Y de repente llegó el color. Y ese color llegó con un sonido. Y ese sonido era el de los Beatles, con esa contagiosa alegría que espantaba los demonios de la posguerra. Y el encargado de que ese sonido llegara en buenas condiciones al oyente fue George Martin.

Contaba en sus memorias Goeff Emerick, técnico de sonido de un buen  puñado de los discos de los Beatles, que Paul McCartney explicaba maravillosamente bien lo que quería para sus temas: “Esta canción necesita metales y timbales”; mientras que Lennon decía: “Quiero que suene como James Dean dándole caña a la moto por la autopista”, o “quiero que mi voz suene como el Dalai Lama cantando desde la cumbre de una montaña, a kilómetros de distancia” (para “Tomorrow Never Knows”). Pues ese era el papel de Martin (y de Emerick), grabar de forma impecable los timbales o traducir la sensación de una moto conducida por James Dean a todo trapo. Un papel que le convertiría en uno de los personajes fundamentales de la historia del pop. Y sin quitarse la corbata, el tío, como un intruso en ese nuevo mundo lleno de informalidad.

george-martin

 

 

Compartir

ABC.es

ABC Road © DIARIO ABC, S.L. 2016

Somos cuatro redactores de ABC amantes de la música pop y sus aledaños. Cuatro generaciones diferentes, con sus distintos puntos de vista impregnados de la peculiar visión que imponen los momentos vividos. Con Manuel de Fuente, el de mayor experiencia, guiando al resto en sus pasos a través del proceloso camino de la crítica y el debate musical. Más sobre «ABC Road»

Categorías
Etiquetas