Las diez canciones del pop español que podrían sonar en “Cincuenta sombras de Grey”

Las diez canciones del pop español que podrían sonar en “Cincuenta sombras de Grey”

Publicado por el feb 12, 2015

Compartir

Christian Grey ya pasea su látigo de tiras por las salas más próximas a tu domicilio. Mientras consultas la cartelera, te ofrecemos un repaso a las mejores canciones del pop en castellano que podrían formar parte de una hipotética banda sonora para dominarlo todo… salvo las listas de éxitos.

 

1. Gabinete Caligari. Golpes

“Golpes, golpes
¿y dónde están tus golpes?
oh, sí, corazón ¿dónde está mi dolor?”

Antes de que sufrieran esos severos ataques de casticismo tan característicos, la banda madrileña era un triángulo (muy) creativo de post punk grave y provocador. “Somos Gabinete Caligari y somos fascitas”, soltó Jaime Urrutia como tarjeta de presentación en su primer concierto. Y también pelín masoquistas, como evidencia este seminal himno publicado en un single compartido, precisamente, con Parálisis Permanente, los genuinos maestros de ceremonias del masopop español.

 

2. Parálisis Permanente – Quiero ser tu perro

“Estoy muy solo te quiero aquí
tirado en el suelo, te quiero aquí
verte cara a cara, mirarte bien
verte cara a cara pegándome”

Por estética y temática, nadie en nuestro pop de ayer y de hoy ha practicado de forma más convincente los juegos de dominación y rendición que Eduarto Benavente y Ana Curra. Podríamos escoger otra decena de altivos himnos sumisos, pero nos quedamos con esta incisiva versión del “I wanna be your dog” de los Stooges. El amor muerde.

 

3. Kaka de Luxe – La tentación

“Fue hacia otra habitación 
regresó vestido raro 
con el pelo muy planchado 
tenía ojos de malvado. Todo en cuero negro, un látigo sacó”

Analizando la letra de este pequeño gran himno de dormitorio de meublé, no se puede descartar del todo que E. L. James escuchara a Kaka de Luxe en su juventud. Queda claro que El Zurdo, Alaska, Berlanga y compañía no sabían tocar sus instrumentos, pero sí todo lo demás. Aquí retrataban con su habitual desinhibición la clásica historia de chico conoce chico/a, chico/a se enamora, chico saca el látigo. Que el infierno los juzgue…

 

4. Los Romeos – Muérdeme

“Quiero ser tu esclava para ti, 
sólo en tu regazo soy feliz. 
Haremos el amor, 
haremos el amor, amor. 
Si quieres mi cara golpear 
puede que así me guste más”.

Probablemente, Patricia Escoin, la vocalista de esta banda castellonense de pop-punk lúbrico-melódico, no era la novia que toda madre querría para su hijo, ni siquiera en los ochenta. Pero tras escuchar su urgente declaración de intenciones, hasta el vástago más ejemplar comprende que madre y opinión todos tenemos una, pero no tienen por qué coincidir siempre necesariamente.

 

 5. Surfin’ Bichos – Fuerte

“Fuerte, 
me entran ganas de cogerte
y darte lo que te mereces,
eso y más”

No se sabe muy bien de qué demonios habla exactamente Fernando Alfaro en esta canción: incesto, sumisión, homosexualidad, centrifugado de almas… El caso es que ese “lo que te mereces (y más)” no parece tener pinta de ser un ramo de flores o un soneto de versos endecasílabos.

 

6. Los Planetas – La máquina de escribir

“Dulce y tierna niña, ¿qué puedes hacer por mí?
¿Hasta dónde llegarías para hacerme feliz ?”

Básicamente porque tiene menos pelo, estamos casi seguros de que J no es Christian Grey, pero parece lanzar al aire las mismas preguntas que el pesado millonario melancólico de pasado torturado plantea a sus candidatas sumisas. El estilo es distinto, porque luego las castigará con una remezcla flamenca de sus discos de The Chills o de Spacemen 3, pero la esencia es la misma: hacerte sufrir hasta que sea imposible quererlo más, lo entiendas (a él y a la situación) o no.

 

7. Astrud – El masaje 

“Te oigo como abres cajones,
Buscando a saber qué.
Ahora ya lo has encontrado
Y te acercas deprisa a acabar de una vez”.

Hay relaciones tan estrechas que acaban resultando irrespirables, literalmente. Manolo y Genís son expertos cronistas de las minusvalías emocionales y de las historias que deberían acaban aquí y así, aunque siempre haya alguien que llama a la puerta cuando no debe.

 

8. Christina Rosenvinge – Eclipse

“Aquí está tu collar,
Aquí está tu collar,
Te daré de comer,
Te sacaré a pasear”

Suavemente me domina. Christina Rosenvinge se viste con la piel de corderito para acabar dando caza al cazador, colocándole un cascabel al gato o cumpliendo cualquier otra metáfora forzada que se te ocurra. Cuando se ponen, las chicas bien son capaces de portarse mal, muy mal, fatal.

 

9. El Columpio Asesino – Toro

“Vamos niña ven conmigo,
vamos hoy a divertirnos
yo te pintare un bigote
necesito un buen azote”

Sugerente cambio de roles: tú te pintas bigote y yo de morado. La canción que Bigas Luna hubiera escogido como tema central si hubiera tenido la posibilidad (hubiera sido lo suyo, un hito) de adaptar a la gran pantalla las correrías del señor Grey para trasladar el grueso de la acción, eso sí, a un polígono industrial de tamaño mediano.

 

10. Los Punsetes – Me gusta que me pegues

“Me gusta que me pegues,
me siento importante,
encuentro tus hostias fascinantes”

A Ana Steele ya no le corroen las dudas y empieza a servirle todo y todo el tiempo. Como a menudo pasa con Los Punsetes, tienes la sensación de que esta canción ya la has escuchado antes, pero también de que no te importa volver a oírla una y otra vez. Supongo que eso es amor. O puede que solo masoquismo. Bueno, va, ahora lo seguimos discutiendo en mi avión privado.

 

Compartir

ABC.es

ABC Road © DIARIO ABC, S.L. 2015

Somos cuatro redactores de ABC amantes de la música pop y sus aledaños. Cuatro generaciones diferentes, con sus distintos puntos de vista impregnados de la peculiar visión que imponen los momentos vividos. Con Manuel de Fuente, el de mayor experiencia, guiando al resto en sus pasos a través del proceloso camino de la crítica y el debate musical. Más sobre «ABC Road»

Categorías
Etiquetas