Bill Callahan hipnotiza Madrid

Publicado por el Feb 25, 2014

Compartir

BILL CALLAHAN EN CONCIERTO

Íntimo pero solemne, simple pero majestuoso, el folk de Bill Callahan volvía a Madrid tras tres años de ausencia. Y la capital se engalanó el lunes por la noche para recibir al hombre que, como declama en su último trabajo, es capaz de pronunciar solo dos palabras en un día: «Cerveza» y «Gracias». Ante él, un escenario de primera como el Teatro Nuevo Apolo a rebosar. Una sobria iluminación que lanzaba flashes de un Callahan de aura irreal, como si desde el anfiteatro se presenciara al Dylan del «Don’t look back». Y el de Maryland, para más inri, con uno de sus mejores discos en años bajo el brazo: el hipnótico «Dream River» (2013). Como toda sesión sedante, el recital combinó dulzura onírica y letargo de un Callahan que tocó poco más de diez canciones en dos horas. Hagan cuentas.

Abrió la velada la norteamericana Haley Fohr bajo el nombre de Circuit des Yeux, presentando una intrigante ecuación acústica con Patti Smit, Grace Slick y Yoko Ono de denominador común. Tras este árido entrante salió Callahan con una banda simple de guitarra, bajo y batería. Con esas, comenzó desgajando «The Sing» y «Javelin unlanding» y desplegó su fórmula de exuberantes wah-wahs y toques de maracas que aún así encerraban un intimismo de belleza ensoñadora y ecos flotantes que comenzaron a mecer al respetable.

A Callahan, se sabe, se le arrancan las palabras con cuchara. Es este minimalismo el que hace que su folk tenga un céfiro especial al que no le sobra ni una nota, ni un susurro, ni un minuto en canciones pulidas hasta la raíz. En el recital en Madrid, no obstante, hubo momentos de hermosura mezclados con demasiados cuartos de hora de tedio. Callahan estiró sus canciones y el puente flotante de su guitarra hasta el límite y en ocasiones sobrepasó la barrera del sueño. Algo así fue la alargadísima versión del «Please send me someone to love» de Percy Mayfield en la que dio tiempo para presentar a cada miembro de la banda, incluir improvisaciones de cada uno así como cesar y formar un nuevo gobierno en Italia. En otros temas como el ya clásico «America!» la creatividad fluyó con mejor caudal. Y, al margen de no incluir guiño alguno a Smog salvo «Dress sexy at my funeral» (lejos queda esa inmensa «Bathysphere» con la que se despidió en Madrid hace tres años), en las enternecedoras «Drover» y «Spring» el norteamericano bañó al auditorio en una bella majestuosidad que demostró por qué conviene suscribirse a sus giras. Es Bill Calahan, a pesar de todo.

Listado de canciones del concierto en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid (25 de febrero de 2014):

1. The Sing
2. Javelin unlanding
3. Small plane
4. Too many birds
5. America!
6. One fine morning
7. Ride my arrow
8. Drover
9. Seagull
10. Spring
11. Please send me someone to love
12. Dress sexy at my funeral
13. Winter road

 

(Imagen de EFE del concierto del estadounidense en Oporto hace unos días)

Compartir

ABC.es

ABC Road © DIARIO ABC, S.L. 2014

Somos cuatro redactores de ABC amantes de la música pop y sus aledaños. Cuatro generaciones diferentes, con sus distintos puntos de vista impregnados de la peculiar visión que imponen los momentos vividos. Con Manuel de Fuente, el de mayor experiencia, guiando al resto en sus pasos a través del proceloso camino de la crítica y el debate musical. Más sobre «ABC Road»

Categorías
Etiquetas